17 de julio de 2017

El horizonte del escritor...

Bajo este título, demasiado poético para una noticia en una web, se esconde mi futuro, no solo como escritor, sino también como historiador e, inevitablemente, como persona... Esto me ha quedado profundo, muy profundo. Pero vamos a lo que vamos.
Dejando ya atrás la publicación de dos novelas, Los héroes del tiempo y Las dos caras de la sospecha, de un libro de relatos, Relatos breves y no tan breves, y de un libro sobre cine, Simplemente... Goofy, seguimos trabajando en nuevos proyectos. Digo seguimos porqué lo que viene a continuación no es solo cosa mía.
De los autores que os trajeron El decálogo del tipo duro, durante los meses de otoño, llegará una nueva entrega de la colección de libros de LASDAOALPLAY?, Invádeme si te atreves, un libro sobre pelis de invasiones alienígenas, al estilo de Independence Day o Pacific Rim, que estamos haciendo con Xavi Serrano.
Por otro lado, una de mis cocineras favoritas, Gemma Serra, con un poco de ayuda de un servidor, firmará Un menú de película, un libro en el que repasa las películas en las que la cocina juega un papel importante, y no solo eso, sino que lo complementará con las recetas de las pelis... Toda una delicia.
A corte más personal, algo que ya iré comentando cuando vaya viniendo, para finales de octubre se espera la llegada de una nueva novela, cuyo título todavía quiero mantener en secreto, pero será una aventura repleta de monstruos.
A parte de todo esto, que viene siendo lo que está asegurado que saldrá adelante, también puedo atisbar en el horizonte nuevos proyectos bastante interesantes y, para mi sorpresa, diferentes a todo lo que he hecho hasta ahora. No quiero especificar demasiado, por si no lo hago, pero huelo algo de Shakespeare y algo de Herodóto no muy lejano en el tiempo. Pero, como dijo el gran sabio tortuga Oogway en Kung Fu Panda: «el ayer es historia, el futuro es un misterio, pero el hoy es un regalo... Por eso se le llama presente». Así que, ya se verá.